Presea Bernardo Quintana

Hace 27 años, y por iniciativa de un grupo de empresarios mexicanos, surgió la idea de darle un reconocimiento a la juventud mexicana que mostrara interés por el crecimiento de su comunidad. A través de la Fundación de Apoyo a la Juventud, nos acercamos a las instituciones públicas de educación y les propusimos cinco áreas que considerábamos necesarias en el desarrollo de los jóvenes: excelencia académica, liderazgo, servicio, valor y patriotismo.

Bajo estos principios, nació la presea que daría reconocimiento al talento nacional. Tras realizar una encuesta en el sector empresarial sobre qué nombre debía llevar dicho reconocimiento, todos coincidieron en que fuera el del Ingeniero Bernardo Quintana Arrioja, un mexicano visionario, destacado por su interés en su país. Así pues, la presea Bernardo Quintana Arrioja se entregó por primera vez en el año de 1988, reconociendo a cinco estudiantes de nivel medio superior de la UNAM, el IPN y el CONALEP.

Desde su creación, hacemos tres ceremonias anuales —una por cada institución educativa—, en las que participan todos los inscritos a la convocatoria, el director o rector de la casa de estudios, un representante de ICA y de la familia de Quintana, así como la Fundación de Apoyo a la Juventud. Cientos de jóvenes interesados participan en el certamen, lo cual demuestra que nuestro reconocimiento resuena a nivel nacional. A la fecha, se han entregado más de 104 preseas en la UNAM, 108 en el IPN y 111 en el CONALEP, cada una, con una beca otorgada por la familia del Ingeniero.

Además de reconocer a los jóvenes, este premio nos ha demostrado el potencial que tienen los alumnos al recibir un estímulo y motivación de esta altura. Algunos estudiantes que han recibido la presea, además de estudiar y ser alumnos destacados en sus instituciones, sostienen a su familia. Otros recorren el mundo representando a México en concursos académicos y deportivos. Es un orgullo para ICA ser partícipes de este galardón que da mérito a ejemplos dignos de reconocerse, no sólo por la sociedad sino por el mundo.